EL SENECA

Pensando en equipo directivo

¿POR QUÉ UN PLAN DE ACCIÓN PARA CADA FORMACIÓN?

La ley de la intención decreciente dice que cuanto más esperas para ejecutar una idea, o estrategias nuevas, menos entusiasmo sentirás porque ella. Creo que todos los que han trabajado en el mundo empresarial han salido alguna vez corriendo de un seminario sobre la motivación, llenos de ideas que iban a cambiar sus vidas. Pero luego, a las exigencias de cada día reclaman nuestra atención y todas nuestras buenas intenciones y nuestras promesas de cambio se dejarán de lado. Y cuanto más trabas ponemos menos probabilidades habrá de que las cumplamos. De modo que lo que hay que aprender es que debemos poner en práctica cada día tal o cual estrategia antes de que se muera y se lleve con ella a nuestra visión de futuro.

  • Robin Sharma, Las 8 claves del monje que vendió su Ferrari

LÍDERES DE ACCIÓN

Es una teoría que explica porque los conocimientos no suelen traducirse en resultados. Verás, solemos ver lo que debemos hacer pero no hacemos lo que sabemos. Dedicamos los días a cosas sin importancia y dejamos que transcurran lentamente las semanas los meses y los años. Este tipo de líderes no llegar nunca a entender que el 90% de su éxito se debe al seguimiento y aplicación de los conocimientos que tienen. O lo que es lo mismo, el 90% del éxito radica en la ejecución. Uno de los rasgos distintivos de liderazgo consiste en convertir las intenciones positivas en resultados tangibles. De modo que los líderes clarividentes son hombres de acción que se afanan constantemente en hallar vías mejores y más rápidas que unan en el presente con el futuro y conviertan así su visión en una realidad.

  • Robin Sharma, Las 8 claves del monje que vendió su Ferrari

ANTENTOS AL ENTORNO

Es muy difícil predecir todos los cambios y circunstancias que pueden afectar a la buena marcha de un negocio, por ejemplo:

  • Cambios legislativos
  • Cambios politicos
  • Cambios de las variables macroeconómicas
  • Subidas o bajadas de precios generales
  • Aparición de productos sustitutivos
  • Situaciones comflictivas sectoriales
  • Sucesos nacionales e internacionales

Las empresas deben prepararse y anticiparse a estos cambios que, en la mayoría de ocasiones, pueden sorprenderlas y descolocarlas. Hay que tener permanentemente los radares funcionando, hay que estar permanentemente observando y analizando el entorno, una empresa no se puede confiar.

Por esa razón, un buen directivo debe ser un buen previsor de cambios. 

Siempre hay que estar atento al entorno, y hemos de tener capacidad de anticiparnos.

Jaime Tomas 

EL SÉNECA 159

Definamos las empresas en tres tipos. La  primera es la empresa “pasaba por aquí”: No tiene una visión definida y son la mayoría. La segunda es la empresa “Hice un MBA”: Tiene una visión definida, nadie la recuerda y son la mayoría de la minoría. El tercer tipo es la empresa “trascendente”: Rezuma visión por los cuatro costados y nadie siente el deber de memorizarla. En el tercer caso, la visión suele tratarse de una idea sencilla, rotunda y atractiva que cabe además en una memorable frase corta.

Las organizaciones “pasaba por aquí” no saben lo que quieren ser de mayores. La empresa “trascendente” comprende que la visión nos ayuda a superar las miserias del día a día.

EL SUPERCEO

Tampoco para los directivos y mandos intermedios la situación es fácil. La firma especializada en consultoría de negocio y búsqueda y evaluación de directivos y consejeros “Odgers Berndtson” presentó en marzo de 2015 los resultados del informe “La visión de los CEO 2015-20: 30 piezas para SUPER-vivir”, donde se recogen los resultados del proyecto de investigación realizado entre mas de 300 altos directivos de grandes empresas, de 16 subsectores, tras un extenso trabajo de campo desarrollado entre septiembre de 2014 y marzo de 2015. En este informe se plasma el perfil del CEO de la empresa española en el periodo 2015-2020: un «SuperCEO» con mente brillante, corazón sano, cuerpo en forma e imagen impoluta. Un perfil humilde y cercano, atento a las demandas de sus colaboradores. Tendrá que profundizar, aunar o desarrollar «Superpoderes» para gestionar las transformaciones que se avecinan en las compañías. Además, será una persona con una ética intachable y coherente con todo lo que diga y haga. La gestión de la soledad será vital y tendrá que mirar al futuro con optimismo y con ganas de aportar cosas a la sociedad y a la ciudadanía.

VER LAS OPORTUNIDADES

En el actual mundo empresarial, demasiados líderes se convierten en personas rutinarias. Todos los días hacen lo mismo, de la misma forma y con la misma gente. Es raro que tengan nuevas ideas, que las generen o que asuman riesgos calculados. No ejercen nunca su liderazgo fuera de una cómoda zona de seguridad, que jamás abandonan. Llega un momento en que no pueden ver las enormes oportunidades que se les presentan en esta época de rápidos cambios. Y tarde o temprano, pierden la visión por usarla, y se quedan ciegos. No dejes que esto te pase nunca. Quítate la venda y empieza a buscar nuevas oportunidades.

  • Robin Sharma, Las 8 claves del monje que vendió su Ferrari

CUESTIONAMIENTO

Que los líderes vean la organización y sus problemas como si lo hicieran por primera vez y que, con esos nuevos ojos, desarrollen un punto de vista distinto sobre cómo resolverlos. Con excesiva frecuencia, en las empresas con una larga tradición la experiencia se interpone en el camino de la innovación. Lo que sabemos limita lo que podemos imaginar.

EL SÉNECA 158

El consenso mata la innovación, la espontaneidad, la frescura y suele acabar con el emprendimiento. Los comités no se diseñaron para tomar decisiones disruptivas, sino para buscar la eficiencia operacional.

Del libro: Libertarios

RAPIDEZ

Puedes mejorar tus competencias y habilidades; pero debes tener en cuenta las de tus competidores. Un modelo que funcionó antes no tiene que funcionar ahora. Siempre se debe cuestionar todo en una empresa porque no todo será eterno. 

El sentido de urgencia va ligado a la toma de decisiones rápidas. La velocidad de reacción y de acción es hoy en día un valor determinante. Si se cuestiona mucho, se pierden la eficacia y la oportunidad: la rapidez en la decisión es el factor diferencial en las organizaciones exitosas. Del pez mas grande se come al mas chico hemos pasado al pez mas rápido se come al mas lento: es mejor ser primero que ser el mejor, porque ser mejor es subjetivo en el mundo empresarial.

Del libro No limits

« Entradas anteriores

© 2024 EL SENECA

Tema por Anders NorenArriba ↑